Arial-historia

#Tipografia: La historia de la fuente Arial

Arial es una de las tipografías más conocidas en la actualidad. Prácticamente cualquier trabajo escolar tiene que ser impreso en “letra Arial a 1.5 de espacio”, sin  embargo no siempre fue así. A continuación conoce la breve historia de la familia tipográfica Arial.

Corría el año de 1982 cuando Robin Nicholas y Patricia Saunders trabajaban para Monotype Imaging, su labor primaria era buscar una fuente tipográfica que se adaptara a la impresión láser de IBM. El resultado fue llamado originalmente Sonoran San Serif, rindiendo cierto homenaje a las familias sans serif, pero en 1992 Microsoft la renombró con el nombre Arial y la incluyó en Windows 3.1 donde obtuvo gran popularidad.

Desde entonces, la familia Arial logró volverse un estándar dentro de los parámetros de impresión, todo gracias a la época de bonanza del sistema operativo Windows.  Dentro de los valores más importantes de la fuente están su facilidad de lectura y adaptabilidad para impresos y pantallas. Hoy podemos ver aplicada la tipografía en periódicos, revistas, anuncios y libros.

Print

Arial vs Helvética

Mucho se ha escrito sobre la paternidad de Arial. Algunos señalan a la fuente Helvética como la inspiración para su nacimiento. La extrema similitud entre ambas familias solo logra ser visible por los redondeados acabados, curvas suaves y  peso en los extremos de las letras “c”, “e”, “g”, “t” y “s”. Algunos atribuyen el éxito de Arial gracias al impulso que le dio Microsoft y que la llevo a la estandarización.

Hoy en día todavía se maneja la historia de que Microsoft, al no poder pagar la licencia de Helvética, decidió apoyar la fuente Arial. Si es verdad o mentira hoy la mayoría de nosotros seguimos apreciando la facilidad de uso de las letras en la familia tipográfica Arial.

Mira el trailer de la película dedicada a la tipografía Helvética. 

 

Comments

comments