dream team2

23 años del Dream Team del basketball, un sueño dorado para las marcas.

El pasado fin de semana se cumplieron 23 años del histórico triunfo del Dream Team en las Olimpiadas de Barcelona 1992. El equipo de basketball de los Estados Unidos reunió a figuras históricas del deporte ráfaga y del marketing deportivo. Un hito en la historia del deporte olímpico.

El inicio de la leyenda.

Para los Juegos Olímpicos de 1992, la Federación Internacional de Basketball (FIBA) permitió que la inclusión de jugadores profesionales en los representativos nacionales. La finalidad era elevar el nivel de juego de los equipos occidentales, ante el reciente dominio de los equipos del bloque soviético que podían usar profesionales de liga europeas.

La respuesta por parte de la NBA (Liga Nacional de Basketball de los Estados Unidos) fue juntar a los 10 mejores talentos, un hecho histórico por el contexto competitivo que mostraba la liga en ese momento. La decisión de hacer un equipo de ensueño vino después del “fracaso” del combinado estadounidense en los Juegos Olímpicos del 1988, donde consiguieron la medalla de bronce.

El Dream Team estuvo integrado por Charles Barkley, Larry Bird, Clyde Drexler, Chris Mullin, Scottie Pippen, Michael Jordan, Patrick Ewing, Magic Johnson, David Robinson, Karl Malon, John Stockton y el universitario Christian Laettner. Dirigidos por Chuck Daly, el equipo de “ensueño” llamó la atención de patrocinadores externos del deporte olímpico.

La herencia publicitaria del Dream Team. 

En 1992, la industria publicitaria todavía no tenía el auge de hoy día. A falta de penetración de internet, tv de paga y medios alternativos, la publicidad seguía los métodos tradicionales: radio, tv pública e impresos. Ni imaginar perfiles sociales, vídeos virales y tuits patrocinados. La publicidad de los Juegos de Barcelona 92 era limitada a los patrocinadores de la justa deportiva: Coca Cola, IBM, Visa, Mars, Panasonic y 3M.

dream team

Cientos de marcas se quedaron fuera del negocio que representaba el equipo de ensueño. Algunas decidieron hacer campañas laterales sobre algunos jugadores que ya patrocinaban en la NBA. McDonalds lanzó una serie de vasos coleccionables; 7Up lanzó una línea de refrescos especiales y las tarjetas coleccionables Hoops también tendrían una edición especial del equipo norteamericano de 1992.

vasos McDonals

vasos McDonals

Después de 1992, las marcas pusieron atención especial al equipo estadounidense de basketball. Los acuerdos con la NBA permitieron comercializar la imagen del equipo en el territorio americano. Marcas como American Express, Cisco, Gatorade, Nike, State Farm, Tiffany & Co, Burger King, Dr Pepper, entre otras, firmaron acuerdos de explotación de imagen. El profesionalismo deportivo y de marketing llegaban al deporte olímpico de la mano del baloncesto.

Para los Juegos Olìmpicos de de Río de Janeiro 2016, existe la misma expectativa publicitaria del equipo nacional de los Estados Unidos. Por otra parte, el marketing deportivo también creció hacia otros deportes, donde el atletismo, fútbol soccer, tenis, natación y clavados han sido los principales beneficiados del Dream Team de 1992, logrando ser un referente en cuanto a marketing deportivo refiere.

La evolución deportiva.

Las repercusiones del Dream Team de 1992 también hicieron estragos en el deporte. Con el paso de los años y la llegada de más jugadores extranjeros a la NBA, el nivel de competencia del basketball en la justa deportiva aumentó. Durante años, el equipo de estrellas de la NBA fue el gran rival a vencer en los Juegos Olímpicos. En la competencia de Atenas 2004, el equipo nacional de Argentina se alzaría con la presea áurea, dejando a los Estados Unidos en la tercera posición.

Mientras tanto en otros deportes olímpicos también se permitió la llegada de jugadores profesionales. En el tenis los jugadores de la ATP tuvieron la oportunidad de lograr la gloria deportiva; en el fútbol soccer fue permitido el refuerzo de 3 jugadores mayores de 23 años para darle espectacularidad al evento. En atletismo, natación y clavados los patrocinadores internacionales voltearon para reforzar su mensaje con las nuevas figuras deportivas; gracias a eso países como Australia, Brasil, Jamaica y México tuvieron el refuerzo económico para el desarrollo de atletas y victorias olímpicas.

El futuro del Dream Team.

“El mejor equipo jamás reunido en la historia de los deportes de conjunto” así llamaron los periodistas al Dream Team de 1992. Su legado tiene un lugar especial en la historia del deporte y la cultura popular. Conjuntar un equipo perfecto, con jugadores ideales, en el momento idóneo, tan bueno o mejor como el equipo de Barcelona parece ser una tarea imposible. El deporte y la mercadotecnia tienen mucho que agradecerles 23 años después.

Fuente: Espn
Fuente: Bleacher Report
Fuente: Barcelona Olímpica
Fuente: FIBA
Fuente: The 1992 Dream Team Documentary

Comments

comments